Epicondilitis o codo de tenista

Lo que coloquialmente conocemos como codo de tenista no sólo afecta a deportistas de raqueta, sino también a aquellos que fuerzan el antebrazo o la muñeca en acciones que de repetirse reiteradamente provocan la inflamación del epicóndilo.

Según un estudio catalán, esta lesión es una de las más frecuentes en edades comprendidas entre 40 y 60 años. Además el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo confirma que pintores, trabajadores de la construcción, leñadores, carniceros, mecánicos, fontaneros, chapistas y carpinteros, son algunos de los profesiones con más riesgo de sufrir una epicondilitis por las demandas físicas de su trabajo.

Investigadores de Nueva Zelanda recopilaron estudios que demostraban que incorporando ejercicios excéntricos, ya fuera de forma aislada o como parte de un tratamiento aumentaba la eficacia de un tratamiento para una epicondilitis. Así pues, y según la literatura científica, la contracción excéntrica de la musculatura de la muñeca y antebrazo ayudaría a prevenir el dolor de codo.

El Colegio de Fisioterapeutas de la Comunidad Valenciana recuerda que el gesto excéntrico a nivel muscular debe ser pautado por un fisioterapeuta, profesional experto en el sistema músculo-esquelético capaz de garantizar los mejores resultados por conocer el organismo y los procesos para su regeneración.

Información: Web del Colegio de Fisioterapeutas de la Com. Valenciana
imagen: dfisioterapia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>