BURSITIS SUBACROMIAL

Bursitis subacromial

En el post de hoy vamos a hablar de uno de los dolores de hombro mas comunes de nuestra sociedad y que seguramente muchos de nosotros sufriremos al menos una vez en nuestra vida.

Para comenzar vamos a hacer una pequeña revisión o explicación anatómica y de los mecanismos de lesión.

Bursitis es el nombre que damos a la inflamación de la bursa, o lo que es lo mismo, a la irritación de una  bolsita  llena de líquido (sinovial) que actúa como un amortiguador, reduciendo la fricción entre los músculos, tendones y huesos que rodean nuestras articulaciones.

La bursitis en el hombro o bursitis subacromial puede tener diversos mecanismos que la produzcan. Desde un traumatismo directo a movimientos excesivos y repetitivos del hombro de manera repetitiva, como en el caso de los costaleros el elevado peso que soportan durante largos tiempos, algunos deportes  ( balonmano, voleibol, natación, tenis o padel la práctica de fitness o culturismo,…) o de algunas profesiones  (pintores, peluqueros, trabajo de obra, empleados de limpieza,…) en las que se hagan movimientos repetitivos con los hombros.

La mayoría de los tratamientos para este tipo de lesión se basan en la parte mas sencilla aunque del mismo modo la eliminación del dolor. ¡ERROR!.

Aquí os dejo una breve explicación de cómo trabajamos este tipo

de lesiones y por qué.

-El trabajo que haríamos seria combinado, por una parte gracias a la tecnología de INDIBA ACTIV que en las manos adecuadas es una muy potente herramienta para el trabajo analgésico y antiinflamatorio, entre otros pero que es lo que nos compete en este post, conseguiremos esa eliminación del dolor en muy pocas sesiones, notamos mejoría sesión tras sesión, esto se debe a la activación biológica de INDIBA ACTIV sumado a los efectos de la terapia manual. Además de bajar rápidamente la inflamación de la bursa, mejoraremos la calidad del tejido para que permita que nuestro hombro pueda colocarse en la posición correcta para iniciar el movimiento.

Paralelo a esto, siempre y cuando el dolor nos lo permita comenzaremos a trabajar ejercicios de estabilización escapulo-humeral para que nuestro hombro sea capaz de trabajar en la posición menos lesiva para él haciendo cualquier tipo de trabajo.

De este modo no solo bajamos la inflamación de la bursa y eliminamos el dolor que es lo que el paciente solicita sino que enseñamos a trabajar a su hombro para prevenir recidivas o lesiones asociadas a inestabilidad e incorrecta biomecánica de nuestro hombro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>