PREVENCION EN LA SEMANA SANTA ILICITANA

SEMANA SANTA, COSTALEROS Y FISIOTERAPIA II

Como describíamos en nuestro artículo anterior, los protagonistas de la Semana Santa (costaleros, músicos, etc.) son susceptibles de sufrir lesiones sobre todo a nivel musculo esquelético. Tras mencionar diferentes patologías posibles, llegamos a la conclusión de que la prevención es la clave.

En el artículo de hoy nos vamos a centrar en la importancia de la conciencia corporal y el control de la respiración para el óptimo desarrollo de la actividad física que rodea esta festividad.

La conciencia corporal  la podemos definir como la herramienta que tiene el ser humano para conocer o poder cambiar las respuestas motoras (y también emocionales) de nuestro cuerpo en el desempeño de cualquier acción mediante la realización de una retroalimentación constante. Al resultado se le denomina la acción consciente.

La acción consciente incluye el control de la respiración.

Aunque la respiración por sí misma es una acción automática, tenemos la capacidad de utilizarla de forma
voluntaria y controlada para nuestro propio beneficio, siempre y cuanto tengamos una adecuada conciencia corporal para desarrollarla.

Estos términos, aplicados a la labor del costalero y otros participantes de la Semana Santa, se hacen patente en diversos momentos.

En primer lugar, en la preparación física previa a la festividad, ya que no es lo mismo desarrollar un entrenamiento físico “a secas“, que realizar entrenamiento considerando la higiene postural, la musculatura de trabajo, el momento y la ejecución óptima del movimiento, etc.

En segundo lugar, estos dos términos (la conciencia corporal y el control de la respiración) también se manifiestan en el propio desarrollo de la Semana Santa. Como ya mencionamos en el artículo anterior, durante estos días se levantan y trasportan elevadas cargas, se está mucho tiempo de pie, en estático, y también caminando. Para que estas acciones no sean dañinas para nosotros, es necesario adoptar una postura adecuada y asociarla a una respiración óptima.

Durante el levantamiento y trasporte de la carga, es muy importante conocer la mejor forma se situar la cabeza y el cuello, los hombros y codos, la pelvis y la región lumbar, así como las rodillas y los pies.

Por otra parte es necesario mencionar la importancia de conocer y aplicar un calentamiento adecuado antes de los ensayos o de la procesión. Como calentamiento entendemos la preparación de los músculos y articulaciones que vamos a utilizar posteriormente. Es elemental tener diseñados una serie de ejercicios con anterioridad para, llegado el momento, aplicarlos adecuadamente. De igual forma ocurriría con los estiramientos al finalizar las actividades. El hecho de tener pautados dichos ejercicios favorece el desarrollo normal de la actividad, la mejor recuperación y la prevención de la lesión.

Además de todo lo mencionado es fundamental conocer una serie de consejos de vestimenta, alimentación, descanso, etc., para favorecer todo el trabajo mencionado así como un conjunto de medidas para actuar en caso de emergencia, dolor o lesión.

Por todo esto, les recomendamos asistan al fisioterapeuta para que le informe y prepare y así disfrutar al máximo estos días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>